Decidir una estrategia mLearning

El tiempo que pasamos en Internet aumenta pero ya usamos más los dispositivos móviles que el PC, pasamos más tiempo en Internet desde nuestros dispositivos móviles que desde nuestro escritorio. Es un nuevo escenario, un escenario que hay que saber aprovechar en el campo de la formación.

mlearning1

 

En este nuevo escenario nos encontramos que el 78% de la población dispone de un dispositivo móvil desde el que puede recibir formación, sea tablet o smartphone y el 43% opina que acceder a formación desde un dispositivo móvil es esencial o muy útil

mlearning2

La estrategia

 

Decidir el formato más adecuado

Adaptar técnicamente un curso e-learning tradicional a mlearning es algo que no va a funcionar. No basta convertir el curso a HTML5 y hacerlo responsive para que funcione. mLearning no es e-learning desde un smartphone, nuestra actitud es diferente. Usamos los dispositivos móviles en tránsito, los usamos muy frecuentemente y durante cortos espacios de tiempo así que el contenido debe enganchar al usuario desde el primer segundo y la duración debe ser corta (entre 3 y 10 minutos por lección)

Debemos prestar atención al formato. Los contenidos que mejor funcionan para ser consumidos desde un dispositivo móvil son Videos (de no más de 3 minutos), Podcasts y Artículos (reduce la información al mínimo). Nadie va a pasar 1 hora pasando diapositivas o viendo animaciones desde su smartphone.

Es conveniente aprovechar las ventajas de los dispositivos, como geolocalización, y tener en mente las desventajas, como zonas de poca cobertura 3G.

Decidir el objetivo de la formación

Si nuestro objetivo es formar programadores HTML5, una estrategia basada únicamente en mlearning no es la más adecuada, en cambio podría ser un complemente perfecto para los siguientes propósitos:

Como soporte al desempeño

La relación entre formación y ROI nunca ha sido tan clara. Por ejemplo Electrician’s Helper permite a los electricistas realizar complejos cálculos en las instalaciones eléctricas en el momento que lo necesitan.

Como parte de un programa blended o tradicional

Todos sabemos que lo que recibimos en una formación presencial no suele durar en nuestro cerebro más de 2 a 3 días, sobre todo si no tenemos la posibilidad de aplicarlo inmediatamente.Los dispositivos móviles son una herramienta ideal para proponer situaciones post-clase o para pequeñas formaciones pre-clase presencial.

Para acceder a información

Todo aprendizaje es más útil y más efectivo si sucede en el momento en el que lo necesitamos (just-in-time) porque nuestro cerebro es más receptivo. Una base de conocimiento formada por vídeos o manuales orientados a “how-to” puede ser una herramienta muy útil.

Definir la estrategia tecnológica

A la hora de definir la tecnología, existen dos enfoques:

BYOD (Bring Your Own Device)

Supone que los empleados utilizan sus propios dispositivos para acceder a la información. Tiene importantes ventajas como la reducción de costes ya que la empresa no necesita comprar una cantidad de dispositivos para sus empleados. Pero hay otras ventajas relacionadas con la productividad y menos visibles como la familiaridad del empleado con el dispositivo (no cambiar de Android a iOS, por ejemplo) o la disponibilidad (un empleado siempre lleva encima su dispositivo pero no el de la empresa)

COPE (corporate-owned, personally-enabled)

Supone que es la empresa quien facilita los dispositivos que los empleados deben usar para acceder a la información. Su principal ventaja es la seguridad y que permite disponer de un parque de dispositivos homogéneo (lo que reduce los costes de desarrollo y soporte)

mlearning3

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *